Sigamos remando

¿HAY QUE CONTAR TODO?

Es interesante plantearse si hay que contarle todo, absolutamente todo, tanto a los amigos como a la pareja.

Todo lo de nuestro pasado, por ejemplo.

¿Necesitan saberlo? ¿Es saludable saberlo? ¿O es preferible dejar algunos espacios que pueden descubrirse con el tiempo, naturalmente, sin apuros ni urgencias?

A veces se considera sinceridad lo que es simplemente descaro. ¿No es mejor saber primero si el otro está maduro y en condiciones de escuchar brutales revelaciones sobre rincones ocultos de nuestra vida, de nuestros pensamientos, de nuestras acciones o de nuestros sufrimientos, de nuestras maldades y pecados indescriptibles?

Pero, por otro lado cabe preguntarse si existe realmente confianza y relación profunda cuando hay cosas que no podemos responderle o explicarle al otro. Porque, si te pregunta y no le respondés, o le mentís, se resiente la relación, ¿o no?

 

Comentarios

si si si, hay que contar todo, pero a la persona que realmente queres contale. vos me contas todo y prefiero eso a suponerlo. no se como me voy a manejar con ciertas verdades en algun momento pero prefiero saber. me mata la incertidumbre asi que lo mejor es contar todo a la persona justa.

Pecados??????

NO. ¿Para que?

Añadir un Comentario: