Sigamos remando

RECUERDOS DE NIÑO

¡Oh las mieles de la infancia!. Año 1953. Puerto Deseado. Mi primer viaje en avión a Buenos Aires y esa sensación suprema de  andar entre las nubes. Tenia apenas tres años y me recuerdo en el primer asiento, viajábamos con mi hermano Carlitos y desandar la pendiente hacia el baño de aquel DC-3 era toda una aventura. A esa edad  la percepción tiende sus redes ávida de sensaciones nuevas. Y la gran urbe impacta en mi espíritu de niño con sus luces y colores. Son flashes, fotografías que resisten el paso de los años. La imaginaria filmación tiene baches, interrupciones, distintas intensidades. Hay muchos rostros que no he retenido, paginas en blanco,   más hay algunas que no han podio borrarse. Ingreso al zoológico porteño, estamos ante un pequeño quiosco y mis padres me compran un reloj, chapa, tela y cartón pintado.  Me veo con él en mi muñeca, tenía vivos colores y una malla amarilla. Como habrá sido el regocijo que no pudo ser arrastrado por la corriente del tiempo. Es que había ascendido un peldaño hacia el mundo de los adultos, el andar parsimonioso e inexorable de las agujas que marcan el transcurrir de las horas. Nos alojamos en casa de mi tía que estaba en Ramos Mejía y de mi memoria rescato algo que me impresionó vivamente, la feria callejera con sus puestos emplazados en la misma calle de nuestra residencia y los carros tirados por caballos. Mas tarde acudimos a visitar a mi abuela y ahí hay otra experiencia conmocionante, el ascensor, verdadera jaula de hierro, mientras nos elevamos experimento por primera vez el vértigo y un temor del que es difícil apartarse. De aquel departamento solo recuerdo vivamente al Pastor inglés, lanudo e inquieto, que cuidaban mi tío y mi abuela. Era inmenso ante mi corta estatura, lamiéndome con ternura me cautivó profundamente. Allí nació el cariño por esos animales que me dura hasta estos días.-

Oscar Armando Bidabehere

Olavarría

Comentarios

jajaja!!!!!!! deseado es lo mas lindo de la argentina ah!!" y sus mujeres tamvien jajaja (sergio de olavarria)

Gracias, Pablo, por tu sensibilidad y por ese poema, que no conoc♂a... A veces me decepciona un poco notar cuanto le cuesta a la mayoria de la gente hablar de cosas lindas, de recuerdos gratos... si preguntaramos sobre politica, sobre las chirusas que abundan en la television argentina, tal vez tendriamos mas respuestas... Insisto... cuenten algunos recuerdos de su infancia en Deseado... Gracias!

Primero quiero felicitar a mi padre por todo este esfuerzo que le ha puesto a sus trabajos. Despues dedicarle este poema: La nobleza del alma es su nobleza; la gloria del deber forma su gloria; es pobre, pero forma su pobreza la página más grande de su historia. Siendo el culto de mi alma su cariño, la suerte quiso que al honrar su nombre fuera el amor que me inspiró de niño la más sagrada inspiración del hombre. Quiera el cielo que el canto que me inspira siempre sus ojos con amor lo vean y de todos los versos de mi lira éstos los dignos de su nombre sean. Por: Juán de Dios Peza – Poeta Mexicano. Gracias por ser mi papa, te quiero mucho y siempre lo hare.- Un Abrazo Pablo bidabehere

Cada relato de Oscar Bidabehere me lleva a Deseado con mas velocidad que cualquier avion.Hasta escucho a esa " camarera imaginaria" Amor, Amor de Bidabehere llamando a sus hijos pasajeros de una vida que les dedico con tanto amor

Antes de comenzar me gustaria agradecerte Mario por este espacio que hace, a los que estamos lejos, que nos produzcas esa rara sensación de poder volver aunque sea con el pensamiento... Creo que cada persona tiene recuerdos inovlvidables, más aún de la infancia, considero que estos recuerdos de los primeros años son los que te marcan para todo la vida, lo que dejan huellas, los que dejan enseñanzas por qué no?... Mis mejores recuendos de la infancia son aquellos en los que me encuentro jugando, disfrutando a pleno en el parque de mi barrio con mis amiguitas, haciendo una casita imaginaria... Y no olvidemos la calesita, ese simple circulo con algunos animalitos y un barquito que nos hacia volar la imaginación... Hoy con una vida en proyecto no olvido los buenos momentos que vivi en mi querido pueblo, al que suelo encontrar entre sueños o entre pensamientos... O el viejo vagon al que subi unas y mil veces tratadno de investigar que habia dentro... El viejo parque de la Usina, en el que disfrute del tobogan, de las hamacas y de las palomitas... Quizas olvide muchos otros lugares en este momento, pero lo que uno no olvida es el lugar donde crecio... Un beso a todos!... Perla Castillo Olavarria Pcia de Baires.

Antes de comenzar me gustaria agradecerte Mario por este espacio que hace, a los que estamos lejos, que nos produzcas esa rara sensación de poder volver aunque sea con el pensamiento... Creo que cada persona tiene recuerdos inovlvidables, más aún de la infancia, considero que estos recuerdos de los primeros años son los que te marcan para todo la vida, lo que dejan huellas, los que dejan enseñanzas por qué no?... Mis mejores recuendos de la infancia son aquellos en los que me encuentro jugando, disfrutando a pleno en el parque de mi barrio con mis amiguitas, haciendo una casita imaginaria... Y no olvidemos la calesita, ese simple circulo con algunos animalitos y un barquito que nos hacia volar la imaginación... Hoy con una vida en proyecto no olvido los buenos momentos que vivi en mi querido pueblo, al que suelo encontrar entre sueños o entre pensamientos... O el viejo vagon al que subi unas y mil veces tratadno de investigar que habia dentro... El viejo parque de la Usina, en el que disfrute del tobogan, de las hamacas y de las palomitas... Quizas olvide muchos otros lugares en este momento, pero lo que uno no olvida es el lugar donde crecio... Un beso a todos!... Perla Castillo Olavarria Pcia de Baires.

Añadir un Comentario: