Sigamos remando

General

PROPOSITOS PARA EL AÑO NUEVO

Escrito por mariolopes 02-01-2009 en General. Comentarios (0)

Parece que todos tenemos la costumbre, en diciembre, de revisar algunas cosas que hicimos o que nos pasaron.

Algunos le echan toda la culpa a los demás, y al gobierno, y al jefe, y a la vida, y a la pareja, y a los amigos... a la crisis o a la que sea...

Otros creemos que mucho de lo que nos pasa depende de nuestras actitudes.

Yo me propuse para el 2009 relajarme un poco más en mis tiempos de descanso, enojarme un poco menos por las cosas que no puedo cambiar, y aprovechar mejor mis tiempos de trabajo, entre otras cosas.

En el 2008 tuve un problema de hipertensión, y tal vez sea por tomar todo tan en serio... o por la cantidad de manteca que he comido desde que era niño... Entonces tambien me propongo para el 2009 seguir haciendo una vida más sana... mejores alimentos, más caminatas, más risas...

 

Y ustedes... ¿qué se proponen para este 2009?

El 1 de enero del año que viene releemos esto y nos reimos (o lloramos) juntos. ¡Feliz año para todos!

 

TODO VA CAMBIANDO, DEMASIADO

Escrito por mariolopes 01-01-2009 en General. Comentarios (0)

Las golosinas de hoy ya no tienen sus sabores originales.

La yerba (elemento fundamental para tomar mate, en Argentina y Uruguay) trae cada vez más tierra.

Las pilas y baterías traen menos carga.

Los electrodomésticos duran menos tiempo y muchas veces ni siquiera hay repuestos para repararlos.

 

¿por qué todo es tan provisorio?

LA CRISIS...

Escrito por mariolopes 01-01-2009 en General. Comentarios (0)

Louise Hay dice que hay que vaciar los armarios para dejar lugar a las cosas nuevas que vamos a tener. Y que hay que limpiar todas las porquerias que van quedando en la heladera...

Y yo me pregunto cuantas cosas necesitamos para vivir hoy.

Cada vez mas.

Y cada vez somos mas infelices cuando no podemos comprar esto o aquello.

Es lindo comprarse cosas.

Y sin embargo me pregunto y les pregunto de qué cosas podríamos prescindir y seguiríamos siendo felices...

Andrés Randisi: el buen ejemplo no está en internet

Escrito por mariolopes 08-05-2007 en General. Comentarios (1)

Por esas curiosidades de la vida, puse "Andrés Randisi" en los buscadores Yahoo y Google.

No encontré más de diez renglones, y un par de menciones.

Y entonces te cuento a vos que entraste a este blog que este hombre, salesiano por vocación y entrerriano de nacimiento, cumplió durante diez años una misión importantísima en Puerto Deseado. Básicamente educador, utilizó el teatro, la danza, la música, el dibujo, la formación profesional, como un elemento para transmitir valores de trabajo y solidaridad, una profunda vivencia de la fe, la esperanza y el amor más allá de cualquier teoría.

Randisi vive desde hace muchos años en Angola. Allí ha cumplido y cumple una importante misión, respetando las costumbres y las tradiciones del lugar, pero ayudando concretamente a superarse cultural y espiritualmente a quienes han sufrido tremendas guerras, a quienes -pobres, mutilados, huérfanos- están aprendiendo un oficio, están aprendiendo normas de higiene, valores profundos y positivos. Junto a otros salesianos y a misioneros laicos, Randisi es un trabajador incansable.

En internet hay información abundante sobre delincuentes, corruptos, sobre bellas mujeres que no tienen otro atributo que mostrar sus atributos físicos, y hasta recetas para armar bombas atómicas.

Te cuento que estamos armando un libro sobre la vida y la obra de Andrés Randisi, con algunos relatos propios, con historias y sentimientos contados por la gente que lo ha conocido, y luego vamos a poner todo ese material en una página de Internet... Para que el buen ejemplo tenga un lugarcito en la red.

¿Vos conociste a Andrés Randisi? ¿Alguien te habló de él? ¿Tenés algún dato o foto, o historia familiar relacionada con él? Escribila en "comentarios"... Quiero que seas parte del libro. 

RECUERDOS DE NIÑO

Escrito por mariolopes 03-05-2007 en General. Comentarios (6)

¡Oh las mieles de la infancia!. Año 1953. Puerto Deseado. Mi primer viaje en avión a Buenos Aires y esa sensación suprema de  andar entre las nubes. Tenia apenas tres años y me recuerdo en el primer asiento, viajábamos con mi hermano Carlitos y desandar la pendiente hacia el baño de aquel DC-3 era toda una aventura. A esa edad  la percepción tiende sus redes ávida de sensaciones nuevas. Y la gran urbe impacta en mi espíritu de niño con sus luces y colores. Son flashes, fotografías que resisten el paso de los años. La imaginaria filmación tiene baches, interrupciones, distintas intensidades. Hay muchos rostros que no he retenido, paginas en blanco,   más hay algunas que no han podio borrarse. Ingreso al zoológico porteño, estamos ante un pequeño quiosco y mis padres me compran un reloj, chapa, tela y cartón pintado.  Me veo con él en mi muñeca, tenía vivos colores y una malla amarilla. Como habrá sido el regocijo que no pudo ser arrastrado por la corriente del tiempo. Es que había ascendido un peldaño hacia el mundo de los adultos, el andar parsimonioso e inexorable de las agujas que marcan el transcurrir de las horas. Nos alojamos en casa de mi tía que estaba en Ramos Mejía y de mi memoria rescato algo que me impresionó vivamente, la feria callejera con sus puestos emplazados en la misma calle de nuestra residencia y los carros tirados por caballos. Mas tarde acudimos a visitar a mi abuela y ahí hay otra experiencia conmocionante, el ascensor, verdadera jaula de hierro, mientras nos elevamos experimento por primera vez el vértigo y un temor del que es difícil apartarse. De aquel departamento solo recuerdo vivamente al Pastor inglés, lanudo e inquieto, que cuidaban mi tío y mi abuela. Era inmenso ante mi corta estatura, lamiéndome con ternura me cautivó profundamente. Allí nació el cariño por esos animales que me dura hasta estos días.-

Oscar Armando Bidabehere

Olavarría